Elección en Derecho UV

**DE PRIMERA MANO TAJÍN.

 

*Araceli, quiere, pero…

*Alberto Cruz, ¿factura?

Por Omar Zúñiga

 

Este día, jueves 23 de junio, la Universidad Veracruzana, como buen semillero de grillos (¿qué Universidad pública no lo es?) el cuerpo académico de la Facultad de Derecho ha sido convocado para erigirse en Junta Académica para sacar una terna, de la que saldrá el nuevo director, directora o directore que habrá de dirigir los destinos de esta Facultad, quizá la más importante en la máxima Casa de Estudios de Veracruz.

A diferencia de otros años, este proceso ha sido relativamente tranquilo y prácticamente nadie ha levantado la mano para dirigirla y parafraseando al ínclito, “haiga sido como haiga sido”, hoy, sí o sí, debe salir una terna que será enviada a Rectoría, donde finalmente se habrá de decidir con base en el mejor Plan de Trabajo, el que será el bueno.

En este contexto, la única persona que ha levantado la mano es Araceli Reyes López, quien abiertamente ha decidido que quiere ser la directora.

La pregunta es porqué el actual director, Alberto Cruz Silva, no va por la reelección, pues todavía puede aspirar a un periodo más, es querido por la comunidad estudiantil y estimado por el cuerpo académico, es decir, tiene todo para repetir en el cargo.

La respuesta que da vueltas sin aterrizar, aunque con más certezas que dudas, es si aquella presentación (extraordinaria por cierto) del libro “La Niña de la Montaña” de la diputada federal priista por Oaxaca Eufrosina Cruz, coordinada por su colega veracruzana Lorena Piñón, le esté pasando factura a Cruz Silva, pues en ese afán de pluralidad democrática que caracteriza a Derecho, abrió por primera vez desde la pandemia el Aula Magna, para darle cabida a este evento, y que al tratarse de personajes enfrentados con Morena y la 4T, al rector Martín Aguilar, identificado con (impuesto) el grupo de la esposa del presidente López Obrador no le haya gustado…, pero esa es sólo una teoría.

La reflexión viene a cuento porque Araceli Reyes López es la antítesis de Alberto Cruz Silva, pues se trata de una persona enfrentada con sus colegas del cuerpo académico y repudiada por la comunidad estudiantil, incluso con los empleados administrativos, y los famosos “manuales”, por tratarse de una persona que califican propios y extraños como grosera, soberbia, déspota, incluso violenta y señalada además por orquestar campañas negras mediáticas contra sus enemigos y que se jacta de tener a los medios en un puño, lo que sea que eso quiera decir.

De que la conocen, la conocen, ¿su fama es la mejor?, dista mucho de ello.

Existe una real preocupación del cuerpo académico de que ella pueda llegar a ser por quien se decante el rector Aguilar, pues además de todo, en una carta enviada a sus colegas catedráticos, argumenta que “(…) profesionalmente me respalda mi formación como Licenciada en Derecho, Maestra en Derecho Constitucional y Juicio de Amparo y, Doctora en Derecho; además de diversas certificaciones, entre las que se destaca -recientemente- la de Mediadora y Conciliadora. Dentro de la Facultad de Derecho, me desempeño como Académica de Tiempo Completo Titular “C”, siendo candidata al Sistema Nacional de Investigadores, profesora con perfil deseable PRODEP y miembro del Programa de Estímulos Académicos (PEDPA) nivel 6, así como coordinadora del Cuerpo Académico: Ciencias Penales, con línea de investigación en grupos de atención prioritaria”.

Sin embargo, varios profesores consultados al respecto subrayan que Araceli Reyes López es, como ella misma destaca en su síntesis curricular, “coordinadora del Cuerpo Académico de Ciencias Penales”, con el grandísimo inconveniente de que no es penalista; es decir, el mismo absurdo e idiotez como si a un ingeniero mecánico lo pusieran de gobernador.

En otra parte de su mensaje enviado a los correos institucionales de los académicos, dice que (modestia aparte) “No obstante, de mis credenciales académicas, lo que más me motiva a aspirar a ser Directora de nuestra Facultad de Derecho, es la adquisición de un compromiso de servicio con la comunidad universitaria y, robustecer la presencia de las mujeres en lugares estratégicos de toma de decisiones, lo que implica un mensaje de empoderamiento para quienes pertenecemos a grupos estructuralmente discriminados”.

Sin embargo, viene otro de esos terribles “peros”, las mismas profesoras se quejan (se han) que se trata de una mujer misógina, una especie de caníbal, pues, que violenta a su mismo género, en ese sentido, no discrimina.

Ese es el contexto en el que hoy a las 16:30 horas se constituye la Junta Académica en la Facultad de Derecho para elegir esa terna de donde saldrá la nueva Dirección, en caso de que no haya quórum, se instala a las 17:30, pero será hoy, hoy, hoy.

Perfiles hay muchos, a ver qué pasa, pues además de todo, existe el temor fundado de que pueda existir un clima de violencia y lleguen a los golpes, pues no es mínima cosa lo que está en juego y sea como sea, en agosto deberá estar despachando en el despacho del director.

Ya se verá…

 

¡Qué barbaridad!

deprimera.mano2020@gmail.com

 

!Integrate al comercio electrónico¡ Estrategias en la Nube
!Integrate al comercio electrónico¡ Estrategias en la Nube
!Integrate al comercio electrónico¡ Estrategias en la Nube
!Integrate al comercio electrónico¡ Estrategias en la Nube