Lo que el Gobierno NO admite: Cada 11 minutos un delito contra alguna mujer.

* Prefieren politizar la protesta.

* La violencia contra la mujer, desde conyugal hasta el feminicidio, aumenta sin que haya coordinación entre autoridades para atajarla, y ni siquiera hay muestras de coordinación interinstitucional al cruzar información.

8 de marzo de 2020/Efraín Klériga/MXpress. –Este domingo por primera vez miles de mujeres o quizá cientos de miles, se manifestarán en docenas de ciudades de toda América Latina, México incluido, en contra de la violencia que sufren todos los días en la familia, la escuela, el medio laboral o la calle.

El femicidio sólo es la muestra más horrible más espeluznantes de la violencia física contra mujeres en México, mientras las autoridades lejos de actuar coordinadamente atacan su derecho a manifestarse.

En 2018 los teléfonos de emergencia en todo México, recibieron un millón 130 mil llamados de emergencia de mujeres que estaban siendo o acababan de ser víctimas de violencia, en 2019 hubo 100 mil llamados más.

En 2018 se registraron 97 mil mujeres víctimas de algún delito, en 2019 la cifra llegó casi a 110 mil mujeres una cada 11 minutos.

Delitos como feminicidio van a la alza desde 2015, y la razón es que en ese año la mayor parte de las entidades definieron esa figura delictiva en sus códigos penales.

Un 15 a 20 por ciento de las víctimas de feminicidio son menores de edad, una relación que persiste conforme avanzó este delito de unos 38 casos mensuales en 2015 a más de 80 en 2018 y 90 en 2019.

En la misma relación aumentaron el número de mujeres víctima de homicidio doloso, de mil 737 (145 por mes) a dos mil 746 en 2018 y dos mil 820 en 2019.

En 2018 hubo casi 97 mil mujeres víctima de delitos y solamente fueron detenidos poco más de 12 mil varones y menos de dos mil fueron procesados y declarados culpables,

Las mujeres se han unido para manifestar su rechazo mientras los gobiernos estatales callan y el gobierno de Andrés Manuel López Obrador declara que son manifestaciones de sus adversarios.

Desde el gabinete presidencial las mujeres han organizado una estrategia oficiosa para politizar y desvirtuar estas protestas con un origen físico y social real.

Se estima que en México por cada caso denuncia de violencia de género, violencia familiar, violencia de pareja, acoso u hostigamiento sexual, hay al menos 10 situaciones que jamás se denuncian.

En todos estos casos las denuncias por violencia contra la mujer encierran una cultura machista o aquella en la que un hombre intenta demostrar en forma, verbal violencia o físicamente violenta, una presunta superioridad sobre una mujer.

La violencia verbal, social, psicológica y física que padecen las mujeres en todo el subcontinente y en especial en los países ubicados entre los 20 con mayor número de quejas y denuncias por este tipo de mal trato y maltrato.

Según la Organización de las Naciones Unidas, los países americanos con más quejas de violencia contra la mujer son en orden, Honduras (11) Argentina (13) México (15) Venezuela (16) Guatemala (17) y Estados Unidos, en número 20.

Esos países aparecen en una lista junto con naciones pobres de África, o países asiáticos donde dominan estructuras religiosas musulmanes o hinduistas.

Entre 2000 a 2019, las muertes de mujeres por agresiones se triplicaron de cuando pasaron de mil 284 muertes por asesinato (sumado homicidio doloso y feminicidio) a tres mil 825 fallecimientos.

En el mismo periodo la tasa de prevalencia de delitos contra mujeres se triplicó hasta llegar a casi 40 mil mujeres víctima de delito por cada 100 mil mujeres mayores de 15 años.

Según se deriva de datos del Sistema Nacional de Seguridad Publica, del Censo Nacional de Procuración de Justicia 2019 y del Sector Salud, la relación de detenidos por causar lesiones a mujeres en eventos de violencia conyugal es menor de uno por cada 10 denuncias o eventos de violencia.

Al comparar datos entre las policías preventivas de los estados, el Censo de Impartición de Justicia, el SNSP y Salud, parece que delitos como lesiones dolosas y violencia familiar no son informados por las instancias iniciales, como escuelas, medios laborales y hospitales, a las autoridades policiacas.

Durante 2018, un total de 77 mil 137 mujeres denunciaron haber sido victimas de violencia familiar y según datos del Sector Salud, ese año 72 mil 915 mujeres debieron ser atendidas por lesiones en ese tipo de violencias, pero el Censo dice que hubo 164 mil detenidos por estos hechos.

Salud registra atenciones a 47 mil 495 heridos por arma de fuego o punzocortante y el SNSP registra sólo 18 mil 413 víctimas.

Cada 11 minutos un delito contra alguna mujer, la 4T politiza la protesta

!Integrate al comercio electrónico¡ Estrategias en la Nube
!Integrate al comercio electrónico¡ Estrategias en la Nube
!Integrate al comercio electrónico¡ Estrategias en la Nube
!Integrate al comercio electrónico¡ Estrategias en la Nube