Un grito en el silencio, derecho de las mujeres indígenas a decidir sobre su cuerpo.

*‘Biabu chupea Es la nueva película de la colombiana Priscila Padilla

Bogotá, 26 Agosto 2021.-  (Notistarz).- Luego de su estreno mundial en Hot Docs, el mayor festival de cine documental en Estados Unidos, la cineasta colombiana Priscila Padilla, estrenará el 9 de septiembre ‘Biabu chupea / Un grito en el silencio’, en el que reflexiona sobre el derecho fundamental de las mujeres de las distintas culturas del mundo a decidir sobre su cuerpo.

‘Luz’, la protagonista de esta nueva producción cinematográfica de la directora Priscila Padilla, tenía 17 años cuando se enteró que no tenía clítoris, desde entonces ella vive padeciendo su cuerpo.

Su situación refleja la de muchas mujeres en el mundo, quienes día a día luchan por el derecho a decidir sobre sus cuerpos, enfrentándose a lo impuesto por las tradiciones, las culturas, las religiones, y el control social y político.

Biabu chupea / Un grito en el silencio, es un relato cinematográfico de 83 minutos de duración, que está narrado a través de varias mujeres indígenas Embera Chamí, que bien podrían llamarse María, Eva, Dolores, al final todas son ‘Luz’, un nombre elegido entre las mujeres que hicieron parte de este documental.

‘Luz’ en honor a lo que representa este elemento vital, que entró en la vida de muchas mujeres siglos atrás, para iluminarlas y fortalecerlas para que después de mucho tiempo de mutismo se decidieran a hablar de sus cotidianidades.

Y así la luz sigue develando esta historia. Entre tejidos y cantos las Embera Chamí hablan de una manera desprevenida y sincera de cómo habitan sus cuerpos, mientras a Claudia, la mejor amiga de ‘Luz’, le llega la revelación certera e irreversible de que todas las mujeres nacen con clítoris.

 Este es un hallazgo biológico aparentemente obvio para las demás mujeres pero que para ella es el punto de partida y reencuentro con su cuerpo de mujer.

“Hacer esta historia fue una aventura de descubrimiento mutuo”, afirma la directora Priscila Padilla, que junto a su equipo de trabajo compartió con las mujeres Embera Chamí en su territorio y con quienes aún tiene un fuerte lazo de amistad.

“Muchos tejidos, cantos, baños en los ríos, siembra de la tierra, entre los maravillosos paisajes enigmáticos de Risaralda y Chocó, territorio ancestral de esta comunidad. En el Bajo San Juan, resguardo unificado Embera Chamí de Pueblo Rico (Risaralda), lugar donde ya no se practica el retiro del clítoris a las niñas”.

El otro espacio donde transcurre el documental es la gris y triste Bogotá, lugar a donde llega esta cultura indígena, desplazada por la guerra en Colombia a sobrevivir en los fríos andenes citadinos, intentando vender sus inigualables tejidos, negociando su arte en un idioma que apenas conocen, para así poder aferrarse al débil hilo que mantiene su cultura viva.

Este documental que invita a las mujeres de todas las culturas del mundo a reflexionar sobre si son libres de decidir el destino de sus cuerpos, es una coproducción de Doce Lunas y Producen Bolivia, con el apoyo del Fondo para el Desarrollo Cinematográfico, Ibermedia y DOC:CO.

!Integrate al comercio electrónico¡ Estrategias en la Nube
!Integrate al comercio electrónico¡ Estrategias en la Nube
!Integrate al comercio electrónico¡ Estrategias en la Nube
!Integrate al comercio electrónico¡ Estrategias en la Nube