FÓRMATE EN LA FILA CORRECTA DE LA VIDA

Exclusivo para Hombres.

Yazmín Alessandrini.

A lo largo de nuestra existencia, hombres y mujeres por igual, siempre batallaremos con varios temas, siendo el de la toma de decisiones el más complejo de todos. Y lo es porque, indudablemente, no es nada fácil encaminar y encarrilar nuestra vida por el sendero de lo correcto, el sentido común y la congruencia, constantemente vamos a vernos limitados y delimitados entre el “el querer hacer” y el “tener que hacer”, casi siempre obligados a cumplir con las expectativas que los demás construyen en torno nuestro y, por supuesto, también por aquellas expectativas creadas por nosotros mismos.

Así las cosas, desde muy jóvenes nos vemos sometidos a distintos tipos de presiones que nos someten casi todo el tiempo a decidir a quedarnos con melón o con sandía. Y los ejemplos sobran: Queremos tomar clases de ballet pero mamá nos inscribe a la gimnasia; anhelamos jugar fútbol americano pero papá se quedó con las ganas de ser una estrella del piano y a chaleco nos manda a clases particulares para que aprendamos a tocar ese instrumento; nos gusta fulanito o fulanita, pero la familia prefiere que nos hagamos novi@s de sutanit@ porque tiene un apellido de abolengo y una posición económica desahogada… al final del día, lo que tenemos son legiones de personas frustradas porque no tuvieron el carácter suficiente para imponer sus deseos por sobre los de otros.

Sin embargo, no es nada sencillo romper con ese círculo vicioso de patrones repetidos y replicados de manera casi automática por nosotros, nuestros hijos y los hijos de nuestros hijos. Y no lo es porque son muy contados los casos en los que los padres dotan a sus retoños de herramientas emocionales lo suficientemente sólidas para que éstos no vivan en constante dependencia ya se de papá, de mamá o de ambos. Y es que en un mundo ideal lo que debiera imperar son niños y adolescentes aptos para construir un criterio y una autoestima propios para que en base a esta circunstancia ellos cuenten con el poder de decisión que les permita decidir en base a su propio beneficio y aspiraciones, y no para satisfacer los deseos y expectativas del resto del mundo.

Desarrollar una personalidad y una voz propias cuesta mucho trabajo, se trata de un proceso en el que debemos pavimentar distintos caminos que nos lleven a un objetivo común que si bien no es la felicidad plena, sí se parece mucho a ésta. Alimentar el intelecto, el espíritu y los instintos debe ser la primer tarea a cumplimentar, porque sólo así vamos a adquirir la personalidad de los individuos autosuficientes y eso mismo lo podemos aplicar con nuestros hijos, a quienes debemos guiar, acompañar y cuidar para que tengan la capacidad suficiente para tomar sus decisiones propias, más allá de que acierten o se equivoquen. Hay que mirar muy de cerca, pero sin intervenir. Y si se da el caso de que se están poniendo en una situación de riesgo, debemos alertarlos y aconsejarlos. Así funcionan las cosas.

Tomemos los riesgos que se deban tomar para convertirnos en lo que queremos ser, atrevernos a cumplir nuestros sueños y deshacernos de todas esas expectativas que no nos pertenecen. Procuremos hacer de éste un mundo donde no existan ni el arrepentimiento ni los arrepentidos.

Y no olviden que todos los fines de semana los espero en su programa “Exclusivo Para Hombres”, que se transmite por Telefórmula (por favor chequen su sistema de cable predilecto para verificar la nomenclatura de los canales y horarios de transmisión).

E-mail: yazminalessandrini@yahoo.com.mx Twitter: @yalessandrini1

!Integrate al comercio electrónico¡ Estrategias en la Nube
!Integrate al comercio electrónico¡ Estrategias en la Nube
!Integrate al comercio electrónico¡ Estrategias en la Nube
!Integrate al comercio electrónico¡ Estrategias en la Nube